sábado 16 de enero de 2021 - Edición Nº1759
Info Varelense » Locales » 5 ene 2021

Gildo Onorato: “Los Movimientos Populares somos más peronistas que muchos otros compañeros”

Las organizaciones sociales tuvieron un rol clave en contener “desde abajo” los efectos devastadores de la pandemia. Gildo Onorato, dirigente de UTEP, repasa al detalle cómo se vivió y se vive la crisis en los barrios y describe cómo se “recuperó una tradición histórica del peronismo” en pleno 2020


Pandemia mediante, el 2020 termina con los peores índices de pobreza y desocupación de la historia reciente, incluso con indicadores peores que en 2001. Pero a pesar de todo, el vaticinio de un fin de año parecido a aquella revuelta popular que quebró un modelo de país y se llevó puesta la institucionalidad, no se cumplieron, otra vez. El referente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), Gildo Onorato, explica que pese a que en los barrios la situación social es aún más grave que hace 20 años, las redes de organización y la propia experiencia política de las organizaciones permite descartar esa hipótesis de conflicto. Más ahora, dice, “que hay una articulación entre el Estado y las redes comunitarias, entre la gestión pública y la agenda de las organizaciones”. “Esa articulación no sólo permitió contener, sino además para nosotros permitió recuperar una de las tradiciones más fuertes del peronismo, que es empoderar al pueblo en la gestión pública”, dice en diálogo sobre Diagonales, en una charla a modo de balance sobre el rol de la UTEP en este año terrible y las expectativas para el 2021.

Llegamos a fin de año con la mitad de la población bajo la línea de pobreza, récord de desocupación y encima en una pandemia, y otra vez el famoso estallido social que se vaticina a menudo para fin de año no sucedió. ¿Qué cambió en los sectores populares para que tengamos otro diciembre sin sobresaltos? 

-Lo más importante fue que hubo una articulación durante toda la pandemia entre la gestión pública y lo que desde la Economía Popular llamamos la “red comunitaria”, y por sobre todas las cosas la agenda de los movimientos populares hoy está dentro de la gestión pública, y eso nos permitió desarrollar una política bien “peronista” en el sentido más político. El poder de las organizaciones del pueblo, por decirlo así, es también parte del Estado, hoy eso ve en la urbanización de barrios populares, en agricultura familiar y en Desarrollo Social, por ejemplo. Para nosotros, se trata de recuperar una de las mejores tradiciones del peronismo.

Precisamente por eso que decís, algunos sectores opositores les achacan a las organizaciones como la UTEP que están “de ambos lados del mostrador”, de hecho varios compañeros tuyos son funcionarios. ¿Cómo manejan esa tensión?

-Nosotros venimos de cuatro años de enfrentar las políticas neoliberales del macrismo desde la calle, pero cuidando la institucionalidad. Esa es una enseñanza que arrastramos desde el estallido de 2001 y de la masacre del Puente Pueyrredón: cuando se dan esos quiebres institucionales son los que menos tienen los que peor la pasan y ponen los muertos. Los últimos cuatro años fueron de madurez para nosotros porque incluso desde la calle sostuvimos un diálogo constructivo con lo institucional. Lo que sucede a partir del gobierno del Frente de Todos, del que formamos parte, es que ahora se le dio poder a las organizaciones desde la gestión del Estado. Cuando nos dicen eso de “los dos lados del mostrador”, respondemos que eso es peronismo. Somos muchos más peronistas que muchos otros compañeros, que cada uno saque sus conclusiones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias